Textos

El amor es la soledad y el odio su contrario

LAS PALABRAS

Templanza

La base de las creencias

No pedir

Samala

Oración

“QUIEN TE ENFADA TE DOMINA”

Mi verdadera vocación

El Espejismo

Magia

Nadie te vio partir

El Esfuerzo

El Silencio que Engrandece

“Tú eres un elefante”

La pureza

 Entonces, ¿la enfermedad no existe?

 Canción de la niña Crist(al)ina

La ira

Dios no juzga

El miedo

El papel del yoga dentro del nuevo panorama consciente

A dios no le importas

Las escaleras siguen yendo hacia arriba

Regreso al hogar

La culpa

Examina tus sentimientos

El tiempo de la siembra

Yoga y Feminidad (la cuenta pendiente)

El perro sin amo

Estoy aprendiendo

La huerta

Un hombre quería atrapar un león

Escorpiones

La disciplina

Con respecto a la alegría

El tiempo

Mañana

Una gran Maestra

El jinete y la mano

La verdad “obsoleta”

Cómo se supone que aprendiste

¿Qué resultados esperas?

Prohibido entrar con mente de esclavo

Cara a cara con tu niño interior

Confianza

Cocodrilos

Camino de vuelta

Cosa de todos

Caer en la cuenta

Caminar a oscuras

Edificar la propia vida

Y tú, ¿qué querías ser de pequeñ@?

Algo acerca de la fortaleza

El enemigo interno

La zona olvidada

El agua es el conocimiento

El niño perdido

El tiempo de los diamantes

La familia de los árboles

¿Quieres jugar?

No busque más

La Agresividad Alegre

¿Usted cuánto jugó?

Recorrer un jardín de tulipanes

Una botella a la espalda

Llueve sobre La Vera

Quitarse la muerte de encima

Esperando la lluvia

Saber que tu mundo está mejor sin determinadas cosas

No te das cuenta

El maestro sonrió

Permite que el ramaje se seque

Como un telón de agua

El espejismo interrumpido

Cerrar la puerta al rencor

Tu Propio Camino

Llegar a ser sabio

Tu enfado solo a ti pertenece

La fortaleza pacífica

  Ética para nubes (ensayo completo)

Anuncios

Entradas recientes

Samala

Samala, el innoble, el sucio, el impuro, acepta su nombre con gratitud; pues sabe que aquello que más necesita de la divinidad más se acerca a ella. Felipe Rubio

No pedir

Hay quien pide magia y la vida se la da hay quien pide miseria y la vida se la da hay quien no pide nada y la vida le da todo Felipe Rubio

La base de las creencias

Las creencias se basan en la continua repetición por parte de la mente de lo que ha aprendido antes de conocerse a sí misma, por eso Samala no las escucha. Cuando la mente tome consciencia de sí misma, también ella dejará de escucharse. Felipe Rubio

Más entradas