Las escaleras siguen yendo hacia arriba

-Maestra: ¿cómo hemos de regresar a Dios una vez que nos alejamos de él?

-En el lugar en que nací un hombre perdió la cabeza debido a la edad. En una ocasión los vecinos le echaron en falta durante una semana y optaron por entrar en su casa. Lo hallaron con las manos cogidas entre sí y esto le impedía hacer cualquier cosa, pues impávido de miedo creía que una de las dos se separaría del cuerpo si la otra la soltaba. Lo que tú llamas alejarse de Él no es más que un pequeño olvido por nuestra parte que no cambia la realidad en absoluto. Cuando alguien conoce sobradamente las escaleras de su casa suele subirlas a oscuras, pero la luz continúa estando ahí y las escaleras siguen yendo hacia arriba.

Felipe Rubio

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s