La huerta

-Maestra, no logro sacarme de la cabeza algunas acciones que realicé en el pasado, y esto me impide avanzar espiritualmente.
– ¡Hablas de tu cabeza como si no fueras tú el ama de la casa y pudieses decidir quién se marcha y quien se queda! –respondió ella con enjundia.- Has de saber que en una huerta no solo hay hortalizas y lombardas sino lombrices, escarabajos y otros insectos; el agricultor, sin embargo, solo cuida de aquello que es útil que florezca.
 
Felipe Rubio
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s