Septiembre 2017

EL NIÑO INTERIOR… ¿Quieres jugar?
Siéntate en tu propio regazo y date el tiempo para comprender quien eres y de donde proviene eso que las demás personas denominan tu ser, y que a ti en ocasiones te parece un batiburrillo de ideas inconexas y creencias que no te pertenecen. ¿Qué pasaría si todo lo que te hubiesen dicho hasta ahora fuese mentira o no fuese exactamente lo cierto? ¿Si los juicios fuesen generados mayormente por los sentimientos y no por la razón y esto los vaciase de sentido? ¿Si a un pensamiento, como tal, le fuese imposible ser justo, brillante o limpio? ¿Qué ocurriría si no hubiese conclusión que sacar, posición que alcanzar o viaje que realizar a toda costa? ¿Si todo fuese un juego que decidiste cambiar por un sinfín de promesas para el porvenir y ese juego consistiese en sentirse amado? ¿No podrías tu misma acaso procurarte ese amor, dárselo al niño o a la niña que fuiste, a aquella personita que sí jugaba? ¿No se vendría entonces toda la estructura de ideas recurrentes y pensamientos en racimo abajo?… ¡Qué gran campo se abriría entonces a tus pies!… Imagina por un instante que jugases y jugases y jugases hasta que no quedase más que el amor por todas partes rodeándote a ti y a todo lo existente, absolutamente a todo.
Felipe Rubio
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s