Llueve sobre La Vera

Llueve sobre La Vera. La visión que tengo ahora mismo ante mis ojos es de una belleza sin apelativos, limpia y serena; y la gran fortuna de formar parte de una vida tan plena me llena por completo. A lo largo del camino que hemos recorrido Ana y yo en los últimos meses a fuerza de retiros, en los que hemos acogido y ayudado a un sinfín de personas, hemos ido también formalizando una terapia contundente gracias a la cual seguir creciendo junto a las personas que confían en nosotros, que ahora os ofrecemos como el mayor de los regalos.
 
La Terapia CTS (Cuántica, Transaccional y Sistémica) sin embargo, no ha salido de la nada ni ha caído del cielo, como este agua que promete la más hermosa de las primaveras; es el justo reconocimiento a un trabajo realizado durante más de doce años, entregados al estudio, a la sanación y a la experiencia en carne propia de aquello que poder brindar al universo. Somos conscientes de que el momento en que vivimos representa un gran paso para la humanidad y queremos, también, aportar nuestro granito de arena a este gran salto cualitativo en el que nos hallamos.
 
No hemos modificado ni una sola de las disciplinas que impartimos y practicamos, sencillamente hemos cambiado la visión sobre ellas agudizando y nutriendo nuestra forma de percibirlas, y maximizando su utilidad para engrandecer sus recursos. Sabemos que cualquier gesto puede convertirse en un poderoso acto de psicomagia y os proponemos que a través de las consciencia, cada una de vuestras acciones se convierta en una herramienta profundamente sanadora.
 
Ha sido preciso retrotraernos a las cavernas para descubrir que las personas que entonces decoraban las paredes de sus humildes moradas con aquellos animales que querían cazar, sabían ya de la Física Cuántica y de la capacidad que todos tenemos de influir en el universo, y para descubrir que también ellas y ellos confiaban plenamente en la vida y se aseguraban, a su modo, la tan estimada abundancia. Con la Terapia CTS, sencillamente retomamos ese testigo y continuamos el trabajo que quedó eclipsado hace milenios a través de nuestros propios dibujos, por ejemplo; es decir: de los de las personas que acuden a nosotros.
 
Nos hemos dado cuenta, a su vez, de que son las emociones las que generan los pensamientos, y hemos reunido en una sola pieza los “artilugios” necesarios para actualizar dichas emociones, para canjear unas por otras y resetearnos con el fin de cambiar el mundo entorno, percatándonos de que es nuestra mente la que no nos permite recibir cuanto deseamos. Hemos desmontado la moral, expulsado a la culpa y abierto las puertas del gran amor a uno mismo, ya que si el universo nos ama, no amarnos a nosotros es entrar en grave contradicción con él, negándonos así cualquier tipo de satisfacción y grandeza.
 
Cada uno de nosotros, pues, ha de presumir de su inocencia, ha de desempolvar la satisfacción e incluso el orgullo, y por último ha de estar de acuerdo con cada uno de los sucesos que le han traído hasta las coordenadas en las que se halle, por muy duros que hayan sido. Esta es la principal ayuda que ofrecemos desde la humildad y la sinceridad más tierna.
Sabemos que el niño que no se sintió amado no podrá amarse a sí mismo, de no trabajarse bajo la firme convicción de cambiar su existencia, y observar su trayectoria vital desde un nuevo prisma; que será difícil, incluso, que ame adecuadamente a la familia que el mismo forme, y por ende, que no servirá de manera adecuada a los planes cósmicos. Dichos planes no solo contienen nuestra plenitud y nuestro florecimiento más absoluto, además, esconden nuestra libertad más auténtica.
 
Mediante nuestro quehacer pretendemos que La Terapia CTS no sea un trabajo aislado sino un camino que brindamos a otras personas para que estas corrijan su existencia, y al hacerlo sientan que no solo se están sanando en primera persona, sino que su sanación se expande a sus sistemas familiares, a las personas que les precedieron y a las que vendrán tras ellas, incluso a la humanidad entera.
En definitiva, en Terapia CTS creemos que el momento en que las personas toman las riendas de su propio destino de manera correcta ha llegado y queremos que formes parte de ese momento.
 
Sinceramente: Felipe Rubio
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s