El amor es la soledad y el odio su contrario

-Maestra, ¿Qué quiere comunicarnos cuando dice que el amor es la soledad y el odio su contrario?

-El odio no pertenece al objeto odiado, sino a la persona que lo procesa -contestó ella-, e impide que esta esté sola, por la simple razón de que en tanto que odiemos, el odio estará con nosotros.

El amor, sin embargo, nos otorga la soledad que precisamos para advertir que dicha soledad es falsa.

El amor no permanece a nuestro lado, somos nosotros los que permanecemos en su interior, compartiendo ese interior con todo y todos cuantos nos rodean; incluso con los que odian, aunque ellos lo ignoren por completo.

-Pero: todos podemos odiar de vez en cuando, Maestra.

-Por supuesto, y a pesar de ello nunca abandonamos el amor sino la consciencia, eso es lo que quería deciros.

Felipe Rubio

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s