Mis amados personajes

Nunca me deshago de uno solo de mis personajes sin abrazarlo y aceptarlo por completo, ni escatimo un átomo de amor para cualquiera de ellos.

Así, cada uno de dichos personajes me va trallendo un regalo y desapareciendo tras de mi abrazo, y yo guardo sus aromas, sus particularidades, sus hermosas obsesiones, sus petulancias; como postales que llegasen desde la otra parte del mundo.

Nunca me enfado con mis personajes, y al contrario que ellos, jamás intento distanciarlos de mí o diferenciarme de algún modo; todo lo contrario: me entrego hasta que su papel en la obra concluye por completo.

Felipe Rubio

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s