Victima de tu propio engaño

Si meditas en una sala insonorizada, haces hincapié en las cosas que te hacen sentir bien y dejas a un lado aquello que te daña, te irrita o te atormenta; tal vez deberías plantearte el hecho, no solo de que aquello que no afrontas no se solucionará nunca y que con el solo acto de afrontarlo ya se está solucionando de algún modo; sino que eres victima de tu propio engaño, y que este es ruin e innoble; tanto si lo ejerces por ti mismo como si buscas inconscientemente la colaboración de tercero para que ejerza el maltrato sobre ti.

ATRÉVETE A MIRAR Y QUE SOLO EL AMOR QUEDE EN PIE

Felipe Rubio

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s