Vacaciones CTS, Semana Santa 2018

Del 28/03 al 01/04

Para esta Semana Santa hemos preparado un retiro en el cual cada día estará dedicado a una disciplina central, en torno a la que girarán las actividades, e irán apareciendo, como siempre, datos que nos ayuden a sanar, nos ofrezcan información acerca de lo bueno que nos sucede o nos permitan crecer aún más internamente.

Además, si habéis participado en otros retiros o sois o habéis sido alumnos nuestros tendréis un Bono de Fidelización. Bono que podréis igualar si aprovecháis la oferta Black Friday, hayais tenido o no contacto anterior con nosotros.

Como siempre la inversión incluirá pensión completa en régimen vegetariano ovo-lácteo.

Inversión del retiro 375 €

Inversión para antiguos alumnos 250 €

Black Friday

(reservando antes del viernes 16 de marzo)

250 €

 

PROGRAMACIÓN

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

No busque más

Usted está plenamente justificad@, no necesita casarse y tener hijos, ni divorciarse o deshacerse de ellos, en caso de tenerlos, y su currículum no le representa; lo lamentamos.

Pero usted nació una vez hace 30, 40 o 60 años, y en esa ocasión no le estafaron; nació de verdad y para siempre. Desde ese momento cada minuto, cada segundo, cada hora de su vida ha sido vital. No busque más. No necesite intervención ajena, no precise de traje, de color de ojos, de estatura, de tamaño del pecho o del pene, no precise de nada; y por favor: no se ilumine, todas sus luces venían de serie.

Es cierto que tal vez tenga que hacer algunos ajustes puntuales, encontrar los interruptores adecuados; abrazarse… abrazarse del todo, abrazarse a solas, abrazarse por entero. Prestarse atención, escuchar a cada una de las células de su cuerpo danzando el alegre vals de la existencia u observar como degluten satisfactoriamente sus intestinos; y como sus ojos, su cerebro o sus músculos caen hermosamente al sueño. Todo esto ya es mágico por sí, es la magia en sí; el resto: la espera, el cambio, lo que no somos, no tienen nada que ver con usted.

Felipe Rubio

 

 

5d00ee4190d99d5359c9da37a44eaebe--japanese-mask-the-japanese

La Agresividad Alegre

Estar dispuesto a recibir lo que la vida nos ofrece requiere integrar la certeza de ser merecedores de la existencia que se nos ha regalado, aceptar que todo nos pertenece y derrumbar las emociones que persisten en convencernos de la existencia de límites para nuestra propia persona.

 

Exhibir La Agresividad Alegre de la certeza y permitir que crezca junto a nosotr@s la abundancia exuberante, reivindicarla de manera continua, no permitir que nada ni nadie llegue nunca a ponerla en duda.

 
Felipe Rubio
giphy

¿Usted cuánto jugó?

Si jugó poco o nada
es probable que no lo hiciera con su padre
o con su madre
y a su vez estos
tampoco lo hubieran hecho,
habría incomunicación
entre ustedes
pues solo hablamos profundamente
de lo que experimentamos
en el juego,
y es posible
que la haya
entre usted y su hijo,
e incluso entre su pareja y usted.
En el juego
carecemos de límites,
la imaginación substituye al juicio
y no podemos cerrar los ojos
ante lo que ocurre.
Una vez inmersos en él
todos poseemos
empatía, dulzura y sinceridad;
nuestros pensamientos se tornan honestos
en pos de un fin indeterminado
que es el propio juego.
Fuera de él solo poseemos Razón;
una especie de mujer hermosa
y de aspecto casquivano
pero a la que nunca se posee realmente.
Así que juegue…
Encierre a la Razón en un escaparate
destinado a cobardes
y juegue valientemente.
Juegue con su hijo,
con su pareja,
Juegue con los niños de sus padres;
y sobre todo
juegue consigo mismo,
es el único que puede darse permiso para hacerlo.
Felipe Rubio

Retiro de Integración del 23 al 25 de feb

 

Programa:

Viernes 23 .

De 17.30 a 18.30 h Bienvenida y acomodación.

De 19.00 a 21.30 h Neurodanza. “La fuerza de integrar”.

A partir de las 21.00 h Cena y descanso.

 

Sábado 24.

A las 9.00 h desayuno.

De 9.30 a 13.00 Marcha Chamánica.

De 13.00 a 15.00 h Paseo por Cuacos.

De 15.00 a 18.00 h Comida y descanso.

De  18.00 a 19.00 h Mindfulness.

De 19.00 a 21.00 h Hatha-Yoga.

A partir de las 21.00 h Cena y Descanso.

 

Domingo 25.

A las 9.00 h, desayuno.

De 10.00 a 11.30 h Yoga: “Sesión de saludos al sol”

De 11.30 a 12.00 h Descanso.

De 12.00 a 13.30 h Taichí: “La hoja es el jinete del viento”.

De 13.30 a 15.00 h Paseo.

De 15.00 a 17.00 h Comida y descanso.

De 17.00 a 19.00 h Despedida y cierre.

 

Efectuar reserva

Terapia CTS

La Terapia Cuántica, Transacional y Sistémica, aúna en una sola herramienta lo fundamental de la Física Cuántica, el Análisis Transacional y los Sistemas Familiares, ayudándonos a trabajar sobre las emociones como motor generacional de nuestro pensamiento y poniendo en orden nuestro interior y nuestro exterior. Somos generadores de cambio, no solo a nivel personal sino cósmico. Saber donde nos dirigimos es también saber hacia dónde se dirige el universo.

 

 

Consulta personal 50 €

Consulta Telefónica 40 €

Abono de 4 consultas telefónicas en un mes 100 €

Somos Sencillamente Nosotros

Mostrarnos como realmente somos es imposible por desconocimiento, ya que esto, lo que somos, como el nombre de Yahveh nunca acaba de ser dicho.

Hemos de ser los primeros sorprendidos, los descubridores insaciables de nosotros mismos; no aceptar nunca un papel unitario y sólido, no ser un solo personaje sino el drama completo.

Dentro de este drama los distintos “tipos” se irán desarrollando y haciendo posibles nuestras particularidades.

Es vital, pues, nuestra confianza para que esto suceda, en cada uno de los personajes que nos hacen posibles; sin caer en el solipsismo o el protagonismo de uno solo de ellos, ni permitir que el resto abandone la escena.

Entregarnos a cada uno de ellos convirtiéndonos en polifacéticos actores y permitiendo que se vaya formalizando aquello que se ha de cumplir en nuestra persona. Esto, lo que se ha de cumplir, no es un designio divino ni nada por el estilo: Somos Sencillamente Nosotros.

 

Felipe Rubio

Dar presencia

Dar presencia a lo que nos rodea es no competir con ello ni permitir que nos robe la esencia, apartar cuanto impida nuestro florecimiento sin necesitar de su desaparición; recolocar lo inoportuno y permitir que la luz caiga sobre ello, que lo alimente.
El guerrero en la bruma se defiende y a través de su defensa alcanza la comprensión; no derrama sangre, no asesina en su pacífica, fuerte y noble contienda; no enjuicia o niega, no teme, pues todo forma parte de la vida.
 
Dar presencia a cuanto le rodea le permite florecer como una magnolia y luchar con la intensidad y la consciencia de un remero que retirase las aguas.
 
Sin combatir, aparta cuanto intenta apartarle y al dejarle marchar le da también la oportunidad de regresar para que honre su presencia un día.
 
“Haz que tu mérito no sea otro que el de rememorar tu formidable fortaleza con constancia, dice, y el perfume de tu magnolia te mantendrá a salvo”.
 
El guerrero en la bruma es consciente de su infinitud, sabe que hay sitio para todos y que, cuidándose, cuida también de que nadie quede excluido.
 
“No encontrarás, dice, tu espacio, hasta que no te percates de que todo es una cuestión de orden y aceptándolo concedas a su vez a cada cosa su espacio”.
 
“Cuando algo te enoje le arrebatarás el puesto, más el puesto de ello es vital para tu orientación y al alejarlo, al sacarlo del plano en el que te encuentras, cambiarás también tus propias coordenadas”.
 
“Cada vez que algo te ofende despierta en ti un juicio y al hacerlo intentas transformarlo, cambiar su ser; mas al negarlo te niegas a ti mismo, haces que el mundo se tambalee bajo tus pies; te mueves involuntariamente y esto te arrebata la fuerza”.
 
“A su vez, cada vez que algo te agrada también lo enjuicias e intentas detener su cambio, amarrándote a ello e impidiéndole que alcance su propia presencia; y arrojándolo por la borda ignoras que no estás cometiendo un asesinato, sino un suicidio”.
 
“¿Quién mandará en la casa de tus hijos si no le concedes a estos su puesto? ¿Quién será el amante de tu esposa si ella no ve reconocida su esencia? ¿Quién convivirá con sus vecinos, servirá a su patria y a su mundo, si no le concedes a todo el verdadero espacio que le pertenece, si no convives con ello con lealtad y examinas cada cosa como algo contrario a tu esencia?”.
 
Felipe Rubio

Querid@ guerrer@ en la bruma

 
La bruma es aquello que me impide verte y a su vez me permite percibirte de un modo más certero.
 
Para ti, sin embargo, es la evidencia del cambio y el amplio sesgo polimórfico de lo existente, representa la posibilidad de confrontarte y dicha confrontación hace inevitable que existas.
 
Sabes que el oxígeno y el hidrógeno no dejan de serlo en el agua o que los cerezos florecen a la par compitiendo en belleza sin que esto les preocupe.
 
Ganas las batallas antes de tiempo, pues no muestras la debilidad que nos arrastra a las guerras.
 
Yo te honro con este canto que otros elevaron a sí mismos y con este te abrazo y reconozco la esencia de lo primigenio, la prioridad irremediable e irrepetible de mi propio ser que el río alimenta y siente como necesario.
 
Por ti cargo mi liviana espada y por ti nunca esta se desenfunda pues apresada y quieta expresa cuanto los demás necesitan oír y como una brisa firme acaricia los oídos musitando: “Aquel que se defiende siempre, nunca entra en la disputa”.
 
Felipe Rubio

Los Refugios

Los refugios son esa especie de escalones grandes como precipicios que colocamos entre nosotros y la vida, tal que si esta no nos perteneciera. Quimeras que nos van manteniendo milagrosamente a salvo de nuestro destino y nos impiden ver certezas tales como: nadie es culpable o tú no eres tus padres, ni tu esposa, ni tus hijos; eres tú mismo… y eso es precisamente lo que desean tus padres y tu esposa y tus hijos; que los ames, no como a un escondite para seguir existiendo sino como un acicate para renacer a cada instante y hacer que la existencia sea un continuo fluir de sucesos. Ojalá este año que empieza desaparezcan todos ellos, todas esas simulaciones de respiración alterada, esos continuos campos de tiempos muertos donde no crece absolutamente nada. Que tengamos el valor de hacer que nuestras mañanas sintonicen con nuestras almas, que hablemos más con nuestros hijos y menos con los psicólogos de nuestros hijos, que descubramos que nuestro jefe no es el culpable de nuestra infelicidad o en caso contrario, lo expulsemos de nuestra vida para siempre; que no hallemos ni una sola excusa para amar a otro ser o entidad real o imaginaria más de lo que nos amamos a nosotros mismos.
Felipe Rubio